9.20.2007

Dieta para Corredores (y 3)

La verdad es que con 4 ó 5 de éstos te conviertes en una especie de Ron Jeremy narcochic, pero seamos responsables y respetemos el medio (e incluso el entero, no me sean mediocres). Ni rubio de Virginia ni huevos de tortuga azteca esta pretemporada runnera. Próxima parada: La Sierra (rica) - El domingo, todas a las 6 Millas de Las Rozas.

7 comentarios:

Esther dijo...

¡que pena no vivir en Madrid para poder jalearle durante el recorrido y ofrecerle un buen reconstituyente a la llegada!
Igual Catherine se anima

Extrujado dijo...

Puajjj. Lo dicho: me borro.

tribeca dijo...

Esto de los huevos de tortuga es como la marmita de Obélix. Mi próximo ex-marido cuando era pequeño se puso a hurgar en la playa, encontró un nido de estos simpáticos bichos y se quedó allí a vivir una semana. Entiende ahora porqué fumo?, pues para descansar, claro.

Agotaíca estoy, oiga, y usté empeñado en el running. Qué cansancio. Aunque ahora que lo estoy pensando, igual y si le vendo bien las bondades de esto de las carreras sin nadie que te persiga, se me apunta y de tanto sudar, se desintoxica el hombre del poder tortuguil. Y entonces, dejaré de fumar.

Si es que usté vale para todo...

Edryas dijo...

Supongo que la sierra pobre es de losers ¿no?

pepeltenso dijo...

échele huevos de tortuga y a la de la foto, pues no se, seguro que se le ocurre algo que echarle.

La Perse dijo...

Aquí en la isla hacemos una cosa que se llama D'es Güell a Lluc a peu, una marcha popular que se perpetra con estivalidad, nocturnidad, alevosía y estados de percepción sumamente alterados; son, no sé, cuarenta y pico kilómetros, o algo así, los últimos cuesta para arriba, y todo para llegar a un monasterio perdido en el culo de la sierra... Yo fui dos años, cuando era más joven, fumadora y flaca como la radiografía de un silbido... Llegué, cansá, pero llegué. Por cierto, el "Güell" del que en teoría se parte hace años que no existe; era un bar, cuyo lugar ocupa actualmente un banco...

Pero hablábamos de huevos de tortuga...

Correoradelamuerte dijo...

¡Ah, que era por éso lo de "cuando seas padre comerás huevos"...!