9.28.2009

V Carrera Cañada Soriana Occidental (13,5K)

Las más las veces, disparatados triatletas y demás lectores habituales y fortuitos de este su hogar detox, es una cuestión de Actitud.
Como lo oyen. Y como lo pueden apreciar, algo más arriba.
Un estrepitoso y, por qué no, manoseado, pero nunca trasnochado "Make my day, punk" con el que levantarse los domingos de pretemporada.
Un estentóreo corte de mangas al panis et runis para perturbados que está asolando el ya de por sí degradado panorama popular de la capital.
Carrera del CSIC, Carrera Ferpecta, Trofeo Ortega Cano... carreras todas ellas hipermasificadas, feas, caras, de recorridos como de cachondeo, patrocinadas por entidades apandadoras o por 4 seres que - también, como no - pretenden sacar tajada del vigorexismo de fin de semana.
Fuck'em all.
Es por ello por lo que preferimos agarrar el haiga cada último domingo de mes y presentarnos en Tielmes, en Villatripas de Abajo o, como ayer, en Otero de Herreros, para participar en una de esas entrañables pruebas rurales en las que el asfalto suele brillar por su ausencia y que discurren entre frondosos pinares, sauces llorones o baldíos eriales. Y si con un poco de suerte, probamos ñasco, pues mejor que mejor.
Lo de ayer, pues una delicia. 200 personas. A-t-l-e-t-i-s-m-o P-o-p-u-l-a-r es esto, y no La Melonera, rediós.
Perfil bastante duro. Avituallamientos sólidos. Cuestones que ni la Subida al Piélago. Ñordas de vaca montaraz segoviana por doquier. Mucho, pero que mucho sufrimiento (20 gradetes nos contemplaron).
Bolsa del Corredor discreta: camiseta horrorosa, pero de tornasolado color verde aceituna. Y una botella de esas de llevar isotónicos en la bici (atención, tris faltos). Eso sí, al final, entre cuota de la carrera, caldo, peajes y los dos gin tonics que nos bajamos al acabar, nos salió más cara que la Sansil, trones.
Lo de las suripantas no merece ni comentario, conté 5 féminas, qué pena. Y me sulivelló totalmente el look labriego runner español (pantalón corto de atletismo subido hasta las axilas y atado con una cuerda, los entrañables calcetos de la raya azul y roja, gorras de publicidad de Talleres Marquez o Piensos Solitude...) y el ambiente de camaradería y buenrollismo destripaterrores que exudan estas pruebas.
Actitud, recuerden. O Attitude, como cantaban los Misfits en guachi guachi.
No olviden runnerizarse y pardalizarse (aún más, si cabe). Les veo por el secarral.

6 comentarios:

carmencita dijo...

Gitane Hill, déjese de lamentos y sauces llorones; que si vaya sufrimiento, que si el calor, qué vaya cuestas rediós, que si hay pocas suripantas (guapas o feas, que más da!).

Cuelgue otra foto como la del maciste marineril para deleite y regocijo del público femenino y homorunner, que nos interesa más que los polvorientos caminos segovianos!!

Gonzalo Quintana dijo...

La vuelta al campo, los efectos de la crisis en la sociedad runneril.

Guil dijo...

Que razón...
Exijo que te canonicen!!

Madame de Chevreuse dijo...

Es que se lleva el vintage, ya también el mundo carreril.
Baci e abbracci

danzig666 dijo...

Joder Gitanito, como has rebajado tu caché, ¿dónde han quedado esas glamourosas carreras a ritmo de salsa que te apretabas?

alfredo dijo...

Fuck'em all, aplaudo!