10.20.2008

Carrera del CSIC 2008 (10K)

No, no es Nestor el Cyborg, es Tetsuo Gitane en la Carrera del CSIC 2025

De regreso a la competición, melones. Cuando no se daba un duro por mi pellejo runneril sobre asfalto, sobre todo desde tristes bloses de castellano viejo o coloristas bitácoras de niñatas de diseño, sorprendo a propios y extraños dándolo todo, como antaño, en la fantabulosa y castiza Carrera de la Ciencia.

Un clásico en el calendario popular madrileño. Una carrera que ha sido precedida (este año) de una iniciativa bonita de verdad: una cena de alto copete (en el Centro Comercial ese que hay en García Noblejas, vamos, casi en San Blas, como quien dice) con el mismísimo Martin Fiz. Sí, amigos, por unos míseros 29 euros, se ha tenido la oportunidad de vocearle al mítico director de prensa de tirada nacional (y maratoniano en su juventud): "Martííín, pásame esos callos, que tienen una pintaaaaa...", dentro del ciclo gastronómico-humorístico Cenas con los Campeones.

Que no se enteraron? Pues peor para Vds., hay que estar más atentos, caramba. Que acudieron? Cuentenlo, aquí o en el blos de Correora o en el de Ana Espirulina, no se corten. Queremos saber. Queremos conocer de primera mano si el bueno de Martín se chispó y se bailó una Arku Dantza, para solaz del respetable, y si rularon farias a los postres (ésto ya me extrañaría, ya).

Volviendo a lo que nos ocupa, es decir, la Carrera, pues decirles que es una de las más bonitas de la Villa y Corte, por su recorrido, porque transcurre a ratos entre callejas y lugares pintorescos de la ciudad, y por el perfil, nunca mejor dicho, de las suripantas participantes, que son legión, lo que no es habitual por estos pagos, ya saben. Y porque se asegura por ahí que el 15% de los inscritos son africanos.

Por allí, con el frescacho, aparecimos Flash Runner y servidor de Vds., estrenando modelines y zapas tope gama, que la ocasión lo merecía. Y dando paso, en competición, a una Nueva Era POP (Plantillas Ortopédicas Personalizadas).

La carrera resultó más dura de lo esperado (compruebo, perplejo, que de 5.500 dorsales acabaron poco más de 4.400 participantes, según la propia página de la Carrera??!!), ya que, a la peligrosidad de salir desbocao con el suelo mojado y cuesta abajo, se unió la ya mítica manía del CCPP (Castizo Corredor Popular Paquete) de colocarse en zona de 45' cuando va a terminar por encima de la hora, con el consiguiente peligro de tropezón de los cracks agónicos de turno (qué codazos, madre) o la ya legendaria escabechina de retrovisores en la calle Recoletos, que algunos de Vds. conocen de primera mano.

Y después está esa Castellana. Con esa cuesta que se hace eterna y ese entusiasta público anciano del centro de Madrid (conté a 3 provectos animadores aplaudiendo en todo el recorrido y a un cuarto matusalén jaleándonos desde un Cochecito muy parecido a aquel de Don Anselmo). Gracias, abuelo.

54 minutos es un excelente comienzo para mi retorno a la competición seria, amigas. Un minuto más que el año pasado, en el que recordarán que participé con un resacón del 15 (cortesía del sr. Pepeltenso y su fiesta de cumpleaños). No está nada mal. Flash Runner echó el resto y coronó en unos alucinantes 48 minutos, demostrando encontrarse en un momento dulcísimo, y hubo festival kenyata en los primeros puestos. Repetiremos, sin duda.

En cuanto a la bolsa del corredor (de tamaño disco Long Play, ideal), pues solamente por la preciosa camiseta técnica que nos dieron (la del año pasado la perdí en una apuesta, por cierto) ya merece la pena haber pagado la cuota de inscripción, la verdad. Botellas de agua desalada (?), un cd de Sonatas de Rossini (zzzz), un ambientador para el haiga, un spray antimosquitos (sí, amigos, sí, esto es el atletismo popular español) y unas publicidades, como siempre.

Nos quedamos a la entrega de trofeos, admiramos la delgadez extrema de Fernando Rey (no, ese Fernando Rey, no) y los kenyatas, y departimos amigablemente con Martín, que subió al podium duchado, perfumado y luciendo uno de esos inclasificables outfits suyos (dónde se compra los pantalones este hombre??) y ese mullet euskaldun tan imitado por la muchachada atlética de provincias.

Próxima cita: ya veremos, que no es cuestión de caer en los mismos errores de la pasada temporada. Y hay más carreras que longanizas, ya saben. No olviden Runnerizarse y Kenyatizarse.

10 comentarios:

carmencita dijo...

Veo que no ha racaneado palabras como en los últimos tiempos, enhorabuena por la carrera teniendo en cuenta su reciente lesión y las peligrosas cuestas mojadas.
...cómo será correr sobre la nieve, me pregunto yo?

Correoradelamuerte dijo...

Agradecida por su referencias-recomendación.
A ver ahora lo que tarda en aparecerme un anónimo...

¡Ahí, ahí, ese par de piernas!

Pablo dijo...

De gran alcurnia y exquisita organización, sí señor, esta carrera: de las pocas que merecen repetirse año tras año, se me antoja. El agua desalada es un puntazo científico-tecnológico del ministerio de nosequé, toda una sorpresa. En la revista que dirige Fiz-carraldo han puesto fotos instantáneas de la llegada de innúmeros corredores, igual ya se ha visto usted el palmito en algunas de ellas... Y sobre la diferencia entre el nº de inscritos y el de llegados... conozco al menos a tres correores inscritos que no se presentaron a la línea de salida: absentismo de toda la vida, que está muy achuchá.

danzig666 dijo...

Y para cuando esa foto con Chema?? o esa entrevista del Gitane de Pro en Telemadrid??

Vengaaaaaa no se haga de rogar mangurrián.

Mondo Gitane dijo...

Pues hay que ser gañán para pagar 10 euros y aluego no ir a la carrera. Y eso dice Vd., sr. Pablo, que lo han hecho 1.000 personas?? Estamos hablando de un 18% de los dorsales. En fin, cada día tengo más claro lo de tirar pal monte... y pa la nieve. La afoto con Chema, pues como que no. Les veo en el José Cano.

spanjaard dijo...

Yo solo voy a las cenas cuando asisten los Fiz-James Stuart. Para ver a canijos malafeitados tengo el glorioso Marvi en la esquina de mi calle.

En otro orden de cosas, feliz retorno. Ya veo que se ha agenciado unas zapas de suela de John Deere y que amenaza con desbrozar los pastos de los montes Oretanos. Me alegro. A ver si coincidimos en una.

SPJ

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Todo un lujazo correr con tanto africano. La lástima es que el piso estuviese mojado como tú relatas. Seguro que eso os frenó un poco por la peligrosidad. Enhorabuena por esa vuelta.

niknik dijo...

Señor Gitane, celebro su recuperación de aquella lesión que con tanto pormenor nos relataba en su blos. Tenga cuidado en esas carreras populares entre las que mezclado con el sudor y los codazos habita la inquina, la envidia y el rencor y más de un corredor de elite daría sus tendones por verle caido buscando bichos en el kilometro 5.
Salud!

Mondo Gitane dijo...

Jajaja, pues espere al próximo post, buen hombre, jajaja. Hoy he estado buscando bichos, por cierto, en el tartán del Canal. Flash Runner me ha doblado, el muy...

niknik dijo...

Por cierto, pasé por alto el término agua desalada, que ahora volviendo a leer parece que fue real. ¿es verdad entonces que esa botella que, sin miramientos engullí y lance al deposito de reciclados, todo a una, procedía en su origen del mar? ¿me he perdido algo en las últimas tendencias ecoruneriles del momento?
Con los ojos como platos espero con ansiedad la próxima popular desalada.