7.20.2008

Musica Para Correr (4)

Cuánta hermosura en mi walkman. Yo también solía entrenar en el Parque del Buen Retiro y estiraba en un banco, hasta que la fascitis se manifestó.

Y, si las sensaciones eran buenas, llevaba una C-90 que se abría con esta enorme canción. El Soul Español comienza y termina aquí, con permiso de Los Canarios.

8 comentarios:

alain dijo...

temazo inapelable, sí señor... pero en cuanto al soul español hubo grandes, muy grandes canciones (con permiso también de Los Canarios del innombrable señor del canon), botón: Los Grimm, y su enorme versión del Love Child de las Supremes!!!

Mondo Gitane dijo...

Amén, señor Alain. Qué erudición la suya. Tengo que pillarme el 10 pulgadas ese de Electro Harmonix, sí.

danzig666 dijo...

Joder tio, a veces das hasta repeluco posteando cosas bizarras de estas. En fin, cosas de este calibre solo me hacen sentir mi amor más profundo a mi tierra patria.

Miguel dixit

Anónimo dijo...

Corcobado hacía una versión bastante buena de esta en su primer disco solo. Luego se volvió Corcobator, pero aquel disco no estaba mal.

carmencita dijo...

gracias a dios, prefiero ésto que a los turbonegros esos del demonio... esto es un claro síntoma que su fascitis empieza a remitir. No me extrañaría que su próxima recomendación musical sea algo de Dimitri from Paris, tiene toda la pinta que le fascina...

Sinsellos dijo...

Video rodado en un escenario de mi infancia... Vaya planos, vaya guión... esa puerta que se abre...

Por cierto Mr Gitane: esta tarde recojo las plantillas que me salvarán del incipiente (e insoportable) espolón.
La rehabilitación que hago en un centro privado es como ir a la gasolinera: sírvase usted mismo (ultrasonidos...).

PD: no sé si este comentario es pertinente aquí

Esther dijo...

Sinsellos, no se preocupe hombre aquí los comentarios impertinentes están a la orden deldía, oiga

Mondo Gitane dijo...

En cambio, Belén, oh infrapersona maña oh, en tu blos/taller ocupacional para disminuidos psíquicos, lo que está a la orden del día son las faltas de ortografía y las construcciones gramaticales de albañil moldavo. Regresa a tu agujero rojo con tu disquito de The Cult (hay que ser infraser para escuchar ésto) y deja a los amitos blancos hablar de sus cosas.