6.22.2008

Los Juegos de las Empresas 2008 (6K)

Uno, que empezó desde abajo, recuerda con cariño aquellas hidrataciones con la competencia

Bueno, 6K que se convirtieron en 7 u 8, habida cuenta de que me empleé a fondo calentando, con el inútil (como se vio después) objetivo de entrar a tono en carrera y que la fascitis berreara lo justito. Qué engañado estaba, amigas, pues esta afección es una de las más crueles y dolorosas para el corredor popular con pie cavo y pronación severa, como ya hemos comentado en estas pantallas, y no le deseo este calvario ni al pelafustán ese de Valladolid que disfruta del pop para adultos discapacitados de Amaral o Pastora.

Y eso que mi buena amiga (y fisio ocasional) Esther Freestyler se curró la tarde anterior un moderno y reparador (hey CureTape de color rosa!!) vendaje neuromuscular que puso la guinda a una semana de emplastos luciferianos (Trombocid+Traummel+Fastum, mano de santo, les aseguro, diga lo que diga el señor Danzig666) y estiramientos hasta en la cola de tienda de souvernirs de Mileto.

Tras la carrera, una bella fisio (presumiblemente de sexualidad alternativa, a tenor de los escasos comentarios de admiración que le provocaron mis bronceados sóleos y lo ceñido de mi outfit corporativo) me descargó del esfuerzo y me aconsejó que no corra absolutamente nada hasta que me cure la fascitis y, ya puestos, que me haga unas plantillas (en su clínica están de oferta, qué casualidad) de esas de a 250 ecus.

Pese al pastizal que me supondrá, por ahí van a ir los tiros, creo, aunque se admiten sugerencias y consejos, que me consta que esto lo lee hasta el Abel Antón ese (por cierto, ayer ojeé su libro, admiré esas increíbles afotos - las de paisano, las mejores - que se incluyen y me lo voy a comprar para que acompañe en la estantería a las obras completas de Bruguera y a la edición couché de Cuestión de Peso, de Demis Roussos, que me traje de las Islas Griegas). Al final, lo raro, en este país, va a ser que alguien no se saque unas perras contando obviedades o cosas de mucho hacer reír que (se) le hayan ocurrido.

Por cierto, y hablando de demócratas y de humor, en la cola del fisio me coloqué tras unas personas (todas ellas miembros de la misma familia) que lucían con orgullo español unas camisetas de propaganda de la asociación esa de cachondeo. Qué marciales cortes de pelo, qué conversaciones y qué calcetos con las raquetas y, atiende, con las iniciales en la planta (no veía ésto desde la mili) que lucieron al tumbarse en la mesa de operaciones. Eso sí, muy amables y educados cuando les pregunté si se iban a dar el masaje gratuito los 7 que iban..

Ah, sí, la carrera, claro, pues estupenda. Poca participación (ya me dirán Vds., a 15 machacantes la inscripción), plantón de última hora de Spiroulino Runner (uno de los directivos de mi tabaquera, que a partir de mañana pasa a centralita, cautelarmente y sin jornada intensiva, al menos hasta la próxima carrera de empresas, donde indudablemente habrá de darlo todo), alguna que otra suripantilla de prietas carnes y una jauría de mandos intermedios de banca, eléctricas, grandes superficies y aseguradoras que ni en medio de una carrera dejan de poner a parir al de Contabilidad, al Director de Compras o al segurata del edificio. Verídico, amigos, qué cosas llegué a escuchar mientras estiraba la fascia (con perdón). Y qué codazo me pegó el viejuno maleducado aquel en la cola de la bolsa del corredor. Ya hablaré con tu jefe, ya, Menéndez.

Tiempo? 30 minutos, pese al indecente calor y a las 5 veces que hube de parar a estirar, arreglarme el vendaje, negociar una tarifa plana con una congoleña de piernas interminables que aprovechó la carrera para promocionar su sociedad unipersonal (recuerden, el recorrido transcurre en su mayor parte por la casacampo) y un par de cuestecicas que se me atragantaron sobremanera.

Aprovecho para desear pronta recuperación a todos aquellos empleados que corrieron con las botas de futbito, las Boomerang de Deportes Gonzaga o los bermudas de 15 bolsillos de entretiempo. Sin personas como éstas, qué sería del atletismo popular madrileño? Un ghetto reservado a 4 iluminados con mucho tiempo libre, que diría el inspirado Spanjaard.

Les dejo, que me tengo que aplicar la Goma 2 según la receta Freestyler. No olviden runnerizarse y corporativizarse.

6 comentarios:

danzig666 dijo...

Nada, nada, usté siga sin descansar ese pie fascista y me veo solico en la carrera de los Rockers...

Cuidadín con la Goma 2 ECO del pie, que no lea estos el Losantos.

pepeltenso dijo...

no corra usté mozalbete y me le veo cojeando con un cigarrillo en la boca, nuevamente. Que a usté lo que le va es el visio, sea cual fuere, me cambió el rubio americano por un par de zapatillas runneriles pero con la misma entrega y eso pasa factura, sure man.

Correoradelamuerte dijo...

¡Eh, que ni la conga ni el sirtaki cuentan como estiramientos!

carmencita dijo...

no debería correr con esa fascitis en su pinrrel, y menos en Los Juegos de las Empresas, menudo invento!! una vez me fui con los del trabajo a practicar paintball y mi jefe se vengó de mí propinándome un certero disparo en la cabeza, así que con los del curro, no juego ni al Trivial Pursuit.

JMC dijo...

Doctor Gitanez, recupeirese, leñe. Y no se me gaste las perras gordas en libretos de sufrismos, io lo hice y se lo regalo, digame donde y le pago hasta los gastos de envio, no esta mal pa los ratos de asueto de excusado, pero naida nuevo que vd no sepa ya...

A su disposición...

lamarde dijo...

Estoy emocionada. Después de año y tres cuartos nos ha actualizado la banda sonora de su blos, qué vorágine. Gracias sinceras. Aguardo esperanzada al 2009.