12.16.2007

IV Carrera de Navidad de Cercedilla (10,5K)

Gitane Jr., en los prolegómenos de su proeza serrana
Frío yo?? Nunca!! Con semejante compañía y semejantes calcetos (miren más abajo) aparecí en Cercedilla, bien tempranito para poder calentar sin prisa, ir al tigre sin esperar cola (fundamental no correr 10 kms. con el fantasma del apretón) y vacilar un rato (con las pibitas) a los jipiosos (cuánto fan de Dire Straits o Marillion en el atletismo popular, qué pena) y cross cracks que abarrotaron la línea de salida de esta peculiar carrera navideña. Por cierto: de lo mejorcito que servidor de Vds. se ha metido entre pecho y gemelo en este 2007 (y van...).
También dejaron correr a los nenes (gratix) y nos deleitaron con una insólita exhibición de corte de troncos y una charlita a pie de salida del Martin Fiz (que no sé si ganó, no he podido ver la clasificación al cierre de la edición).
Pero lo relevante, queridos, lo verdaderamente relevante de esta carrera es... el PUTO RECORRIDO!! Uno, runner dominguero y primerizo, no podía esperarse correr 10 kilómetros y medio (se anunciaban 9'600 pero de eso nada, monada) por el fuckin' monte, cuesta va cuesta viene, esquivando piñas y ñascos como melones, por senderos intransitables en los que no se aventuraría una moto de trial y sintiendo, definitivamente, la adrenalina subiendo muy alto, debido al altísimo riesgo de despeñe o, en el mejor de los casos, de cascarte un tobillo en mitad del monte y ser encontrado, días más tarde, más tieso que el chandal del Tragamillas y dedicando un "bird" al bendito organizador de tan tremenda prueba.
La San Silvestre? Una prueba para abuelas artríticas, creanme. El José Cano? Una moñada descremada que correría hasta mi vieja con la pata renga, al lado de este exceso serrano.
Así, que, si les van las emociones fuertes (cosa que dudo sobremanera, disculpenme), ésta es su carrera o cross o via crucis popular. Sin duda.
Ah, sí, pa los de siempre: se estiraron con la bolsa del corredor, como no podía ser menos (botella de agua, botella de Nestea, revista Sport Life de Abril del 2005, una coqueta bolsa vayaustedasaberparaquécreoqueparaviajar y la espectacular camiseta negra con estampado de un tren de cercanías que podrán admirar en algún otro blos de corredor, ya que en éste aún nos queda un pizca de teología y geometría).
Ah, y me encantó saludar de nuevo a ese gañán que corre todas sin camiseta, si no fuera por su jeto penibético juraría que me suena de allá arriba...

7 comentarios:

danzig666 dijo...

Joder... hubiese estado bien correr esa carrera... pues si le gustó caballero, prepárese para el kilómetro vertical (no, no es sólo un kilómetro de recorrido... es uno de desnivel) en Navacerrada...

Ya sólo quedan dos semanas para la San Silvestre Vallecana (cuesta abajo) lo tenemos chupao.

JMC dijo...

La leche, se dedica de lleno a las mountain running hard experience...

Duda leñadoral:¿los cortatroncos corrían con serrucho o con motosierro al hombro?

mayayo dijo...

jajaja!

bienvenido a Cercedilla, gitane.

Que le vamos a hacer si el pueblo es como es. Y aun estuve suave, que este año no tuvimos nieve, ni barrazo...que ese traje Papa Noel a la vuelta de una carrera por nieve y barro si que hubiera merecido un poster (Y unos cuantos puntos)

en fin, me alegor que "disfrutaras" por aquí, y mucha suerte en la Sansil. :-)

Correoradelamuerte dijo...

¿Llamas Gitane Jr. a ese de rojo, más (a)bajito que el resto y con patillas?

pepeltenso dijo...

¿y como deja usted salir a su cachorro en calzoncillos con ese frío?, padredesalmado...

Esther dijo...

Tanta carrera y vida sana está empezando a hacer efecto, darling está usted mucho mejor que cuando nos visitó en Sevilla

La Perse dijo...

Hay un chorbo que oculta la jeta entre la muchachada, con intenciones que presumo aviesas, observo tras pinchar sin querer en la foto y ampliar.

Mi psicóloga, tras verme en pleno yuyu, me recomendó que hiciera un poco de deporte. Nadar nada de nada, que una es de secano; bicicleta, en Palma: proeza digna de festival del humor; así que no me queda otra que mis gallumbos de chandal y sin tacones, camiseta y el sostén menos cascado que poseo. El triquitroque no ha ido del todo mal, el poso del deportista, ya saben, pero me ha entrado la chulería y el pundonor y he querido hacer esprintes; pronto no habrá quiropráctico que me recomponga. Ay, lo que me he desahogao. Mañana vuelvo.