8.18.2007

30 años sin el Rey (18)

Enorme e imposible de sostener durante tanto tiempo y a través de tan accidentado recorrido. Eso le debía parecer al Rey el Via Crucis del stardom, pese a la inestimable ayuda del Coronel y el constante apoyo de familia, allegados y profesor de karate. Como a algunos de sus fieles se nos antoja la incomprensible manipulación de tan fascinante legado por mercachifles, televisiones autonómicas, fans de Gilbert Becaud, biógrafos indocumentados y diletantes varios. Manipulación que, sin sonrojo ni mínima decencia, nace en el desconocimiento más garbancero, crece en un muy poco disimulado desinterés y se nutre de los cuatro topicazos de siempre (pelis, 70's, drogas, Nixon). En fin, lo de siempre, pero amplificado por la (aùn hoy) desorbitada expectación que continúa despertando todo lo relacionado con Él. Fundamentalmente, por tratarse del segundo artista muerto que más beneficios genera.
Pero, eso, melones, no les justifica para no pasarse por la biblioteca del barrio y escucharse (por una vez en su vida, como el Quijote) uno de esos box sets tan recoletos o pillarse Ultimo Tren a Memphis, del maestro Guralnick. Si sigue sin hacerles tilín el Rey, lo suyo será un problema serio de corazón, pero no otro.

1 comentario:

Ceniza4a dijo...

Oiga..yo no se mucho de la Wikipedia esa ni como se hace pa editar ni nada...pero ahi dice que Elvis tenia gusto por los Beatles y luego que no porque incitaban a las drogas...
El problema con mi corazón es que lo tiene ocupado Pedro Infante... ni hablar...